El poder de la alimentación

Combatir la pobreza utilizando la alimentación saludable como palanca,  es el desafío de la red de Centros comunitarios de alimentación en Canadá. Canadá pertenece al pequeño grupo de países más ricos del mundo. Sin embargo, el 14% de los canadienses tienen ingresos bajos. Cerca de 5 millones de personas enfrentan la pobreza y  la inseguridad […]

Combatir la pobreza utilizando la alimentación saludable como palanca,  es el desafío de la red de Centros comunitarios de alimentación en Canadá.

Canadá pertenece al pequeño grupo de países más ricos del mundo. Sin embargo, el 14% de los canadienses tienen ingresos bajos. Cerca de 5 millones de personas enfrentan la pobreza y  la inseguridad alimentaria, todas en riesgo de enfermedad y aislamiento.

La red de centros comunitarios de alimentación en Canadá ha decidió enfocarse en  la alimentación saludable para mejorar la salud y el bienestar de los menos favorecidos.

DEL BANCO DE ALIMENTOS AL CENTRO COMUNITARIO DE ALIMENTACIÓN

Los centros comunitarios son una parte integral del paisaje canadiense. Ampliamente presentes en las ciudades, contribuyen a crear medios de vida de calidad. La mayoría ofrece actividades educativas y de ocio gratuitas y debajo coste para que todos puedan disfrutar.

A principios dela década de 1980, The Stop, uno de los primeros bancos de alimentos implementados en Toronto,se inspiró en este modelo: ofrece a su comunidad una alimentación sana, además de actividades que permiten romper el aislamiento y promover la educación alimentaria.

En 2011, sobre la base de los resultados obtenidos, se estableció un proyecto piloto de extensión en Ontario. En 2012, liderará la creación de la red de centros comunitarios de alimentación en Canadá. Su misión es apoyar la implementación de centros comunitarios similares en los barrios con ingresos bajos, en todo Canadá.

 PROGRAMAS MULTI DIMENSIONALES INTEGRADOS

Los 12 centros comunitarios de alimentación distribuidos en todo el territorio hacen más que solo distribuir canastas de alimentos frescos. Comidas comunitarias, mercados de frutas y verduras de sus huertos junto con talleres de jardinería y los talleres de cocina para todas las edades.

Programas de educación y movilización también están disponibles. Ofrecen a los beneficiarios un espacio para expresarse sobre temas que les afectan directamente como la inseguridad alimentaria, la pobreza y la salud.

A través de estas iniciativas, estas organizaciones mejoran el acceso a frutas y verduras frescas al tiempo que permiten a los participantes desarrollar sus conocimientos, habilidades y conexiones sociales.

LE DEPOT (EL DEPÓSITO): EL PRIMER CENTRO COMUNITARIO DE ALIMENTACIÓN EN QUEBEC

Desde el verano de 2018, la red cuenta con su primer miembro en Quebec: Le Dépôt, instalado en el barrio de Notre Dame de Gracia en Montreal.

Como todas sus contra partes, Le Dépôt ofrece comidas, canastas de frutas y verduras, al igual que actividades de jardinería y cocina. Su programa Boîte à Lunch (lonchera) es ahora conocido en Montreal. Llega a aproximadamente 250 jóvenes en 14 escuelas por año. Jóvenes que aprenden a cocinar y a preparar un almuerzo equilibrado para llevar a la escuela.

Le Dépôt también participa en el desarrollo de la agricultura urbana ofreciendo servicios personalizados instalación de huertos. Las escuelas, hospitales y residencias para personas mayores también pueden llamar al equipo para implementar jardines educativos, terapéuticos o recreativos.

Al combinar educación, apoyo e inclusión, los centros comunitarios de alimentación de Canadá están obteniendo resultados ejemplares. Además de tener acceso a alimentos saludables, los participantes afirman que sienten mejor físicamente  y se sienten parte de la comunidad. Ayuda concreta para combatir la pobreza y la inseguridad alimentaria.

 

Fuentes:

Statistiques Canada, recensement 2016

Centres communautaires d’alimentation du Canada