¿Por qué son beneficiosas las verduras de temporada?

© Shutterstock

En los mercados y supermercados actuales se puede adquirir cualquier verdura, independientemente de la temporada, incluso espárragos en invierno y calabazas en primavera. Sin embargo, comer verduras en su momento óptimo tiene más consecuencias de lo que cabría pensar. La madurez de una verdura no solo afecta a su sabor, sino también a su valor nutricional, e incluso a su huella de carbono. Lo mismo ocurre con las frutas.

Tomates: Mejor en temporada 

Los tomates están disponibles en los supermercados durante todo el año. Pero olvídate del aspecto triste de los tomates de otoño, de los insípidos tomates de invierno, de los tomates de primavera que no han desarrollado todo su potencial… En su lugar, ríndete a la tentación del verdadero tomate de verano que deleita las papilas gustativas y calma la sed. Este mensaje puede aplicarse a todas las verduras de verano. Solemos olvidar que están de temporada porque hay tomates frescos disponibles todo el año en el supermercado provenientes de todo el mundo. Para experimentar el verdadero sabor de los pepinos, los calabacines y las berenjenas producidos localmente, solo hay una opción: ¡consumirlos en verano! Lo mismo ocurre con las verduras de invierno: deben comerse en su estación.

Del invernadero a tierras lejanas

El desarrollo de la agricultura en invernadero es responsable en gran parte de esta tendencia. Sin embargo, este método de cultivo consume nueve veces más energía que la agricultura tradicional al aire libre. De hecho, en esta técnica se emplea a menudo la calefacción para garantizar una temperatura ambiente estable y relativamente superior a la temperatura exterior, que es demasiado baja para el desarrollo adecuado del cultivo. En ocasiones, se emplea luz artificial para maximizar la producción, lo que también consume mucha energía. Por tanto, elegir verduras frescas de temporada significa reconocer la importancia del ciclo de producción natural y decantarse por la opción ecorresponsable.

Verduras de temporada y congelacion

¿Quieres seguir disfrutando de estos alimentos aunque no estén en temporada?  Baraja las opciones de verduras listas para consumir. Son verduras que se cosechan cuando están en temporada y en su punto óptimo de maduración antes de ser preparadas con rapidez para limitar la pérdida de valor nutricional o sabor. Las verduras congeladas o en conserva tardan poco tiempo en prepararse y ofrecen los mismos beneficios nutricionales que las verduras frescas de temporada y, además, están siempre disponibles.