Un truco simple para un niño que rechaza los vegetales

astuce-simple-face-enfant-legumes

¿Cómo motivar a los niños pequeños a comer más frutas y verduras? Es la pregunta sobre la cual se enfocó un experimento en una escuela en Colorado. Y la respuesta es de una desconcertante simplicidad:¡una foto es suficiente! Hacer que sus hijos coman frutas y verduras es un desafío diario para algunos padres. Y lo que está […]

¿Cómo motivar a los niños pequeños a comer más frutas y verduras? Es la pregunta sobre la cual se enfocó un experimento en una escuela en Colorado. Y la respuesta es de una desconcertante simplicidad:¡una foto es suficiente!

Hacer que sus hijos coman frutas y verduras es un desafío diario para algunos padres. Y lo que está en juego es grande, porque los hábitos alimenticios que adoptan durante la infancia pueden tener un impacto decisivo en los hábitos alimenticios a lo largo de su vida. Un experimento reciente se centró en los vínculos entre el consumo de frutas y verduras de niños entre 3 y 5 años y… ¡su plato!

FOTOS DE FRUTAS Y VERDURAS

Durante 3 almuerzos a lo largo de la semana, los niños de un kindergarden en Colorado recibieron platos con compartimentos y en ellos imágenes de frutas y verduras. Los investigadores observaron la cantidad de frutas y verduras que los niños se sirvieron y comieron. Luego compararon estos datos con los recogidos 3 otros días  de la semana anterior, cuando los niños tenían sus platos blancos habituales.

Los resultados mostraron que que cuando tenían los platos con las fotos, los niños no solo se sirvieron más frutas y verduras, pero también que consumieron más.

INFLUENCIA EN EL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO DE UN NIÑO

Según los investigadores, las fotos sobre los platos podrían indicar una norma social de consumo de frutas y verduras que influenciarían en el comportamiento alimentario en el entorno escolar. Estas fotos sugerirían que otros niños están usando frutas y verduras y colocándolas en estos compartimentos y que deberían hacer lo mismo.

Este tipo de comidas puede motivar a los niños a controlar la cantidad de alimentos que comen,  sentirse seguros en su elección de alimentos, reconocer su apetito y a aprender  más sobre los alimentos.

Según los investigadores, si este experimento se transporta a nivel familiar, el uso del plato con fotos de frutas y verduras podría resultar un método simple para fomentar el consumo diario de frutas y verduras en los niños pequeños. Esto podría, a largo plazo, tener efectos beneficiosos en su salud. Sin embargo, se debe tener en cuenta que en el entorno familiar, la mejor manera de alentar a un niño a comer frutas y verduras , es con el ejemplo! El comportamiento de los padres y de su entorno juega  un papel decisivo aquí.

Melnick E. et al., JAMA Pediatrics, 2018.