Ortorexia: contra el espiral del riesgo imaginado

nicolas-sahuc-orthorexie-spirale-risque

Para tratar la ortorexia, se trata de trabajar la intención en el comportamiento alimenticio de las personas ortoréxicas, así como la actuación en el acto alimentario. A continuación la entrevista hecha a Nicolas Sahuc, dietista. ¿Cuál es el origen de la ortorexia? Para comprender el origen de la ortorexia, hay que interesarse más por la […]

Para tratar la ortorexia, se trata de trabajar la intención en el comportamiento alimenticio de las personas ortoréxicas, así como la actuación en el acto alimentario. A continuación la entrevista hecha a Nicolas Sahuc, dietista.

¿Cuál es el origen de la ortorexia?

Para comprender el origen de la ortorexia, hay que interesarse más por la intención de las acciones de la persona ortoréxica  que por su comportamiento. No se puede hablar de enfermedad, a partir del momento que la ortorexia invade el pensamiento y previene al individuo de funcionar “normalmente”, con repercusiones en su vida.

En consulta, uno se da cuenta de que la ortorexia se basa en los discursos alimentarios defendidos por algunos youtubers y entrenadores, “reequilibradores” o individuos que no necesariamente tienen una formación científica o médica.

También se alimenta de diversos sustos alimentarios: excesiva seguridad alimentaria, industrialización, falta de autenticidad, sobreabundancia de información y desinformación, problemas de comprensión, imágenes corporales a través de la publicidad, falta de atención de algunos profesionales de la salud , progreso de la ciencia (que se cuestiona regularmente) y de la medicina (que mejor repara el cuerpo) …

Esta “crisis de lo verdadero y lo falso” y el resumen coloca al individuo frente a muchas incertidumbres sobre los riesgos incurridos a través del plato. Y la paradoja es que la reducción de este riesgo aumenta el miedo al riesgo. En otras palabras, el ortoréxico poco a poco se hunde en una espiral de riesgo imaginado, que es difícil de liberar.

¿Cómo tratar la ortorexia?

Antes que nada, el diagnóstico debe ser preciso. Esto es para evitar un diagnóstico falso y para concluir que cualquier persona obsesionada con lo saludable, por razones éticas, filosóficas o políticas, es patológica… La ortorexia comparte muchos rasgos con el trastornonicolas-sahuc-orhtorexie-spirale-traiter

obsesivo-compulsivo o la anorexia, que ambos requieren soporte médico específico. De hecho, la ortorexia puede afectar a todos: pequeños, altos, delgados, gordos. También puede aparecer antes, durante y después de un trastorno alimentario. No es tan obvio detectarlo, especialmente porque puede resolverse por sí mismo, a menudo con la “presión” del entorno cercano al que sufre de ello. Si analizamos la intención del comportamiento, también podemos descubrir que algunos ortoréxicos no se sienten excluidos o que sufren. Por el contrario, es un estilo de vida que los haría más felices.

 

El mejor enfoque dietético no es discutir las convicciones de ortoréxico (demasiado complejo para descifrar), sino más para ofrecer una dieta explicativa, basada en el conocimiento nutricional, el funcionamiento del cuerpo y no normativo. Ella dice qué hacer y guía el funcionamiento del cuerpo. Esta información “básica” ya tiene el efecto de tranquilizar. Obviamente, hay que combinar terapias cognitivas y conductuales para trabajar en obsesiones, convicciones y la alteración de la calidad de vida. Todo depende de la evolución de las comorbilidades psiquiátricas. Si es posible, una hospitalización de un día en un centro de referencia (TCA) con un diagnóstico diferencial permitirá un mejor seguimiento.

Bio expresse